¿Cómo motivar a tus empleados?

¿Cómo motivar a tus empleados?

     Es muy necesario crear un buen ambiente de motivación en la empresa. Conseguir que nuestros empleados estén contentos y en buen ambiente de trabajo desembocará en una mejora en el rendimiento de la empresa.

¿Qué es lo que debemos hacer?

     1. Procurar ambientes de trabajo seguros y cómodos

Debemos encargarnos de asegurar que los espacios sean adecuados para las labores de tus empleados y no representen un peligro para la salud de ellos. Para conseguirlo, invertiremos en algunas comodidades como aire acondicionado, mobiliario adecuado, herramientas de calidad, equipamiento adecuado, etc.

  1. Generar un ambiente de compañerismo

Se puede conseguir sin pasar los límites de un reglamento interno de trabajo. El modo es muy simple: intenta sonreír, saludar, demostrar un interés genuino por la vida de tus colaboradores. Si se hace, serás apreciado y bien recordado como un superior que, por ejemplo, le lleva un folleto de una escuela de baile a un empleado que todos saben le gusta bailar. No porque se inscriba a la clase, sino por el detalle de recordarlo por situaciones ajenas al trabajo.

  1. Celebrar los cumpleaños

Preocúpate de realizar un archivo de los cumpleaños de todos tus trabajadores. Una forma practica de hacerlo es creando una especie de calendario donde todos se anoten en el día que corresponda.

Cuando llegue el día de algún cumpleaños promueve la realización de una pequeña celebración, ya sea un coctel durante un descanso, una salida a comer en grupo o la compra de un pastel. Otra opción es unificar los cumpleaños de todo un mes y realizar una comida grupal de todo el equipo.

  1. Festejar los avances profesionales de cada empleado

Festeja las promociones y ascensos, así como los logros de los demás, establece costumbres de celebración cuando un colaborador alcance una meta.

  1. Utilizar frases de motivación

Cuando un empleado hace equivocadamente una actividad, tenemos que saber primero la causa por la que no la realizo correctamente.  Tras ello intentaremos subsanar la causa del fallo, para poder remediarlo, pero nunca penalizando al trabajador con frases negativas. Debes utilizar frases como “Yo confío en tus capacidades y se que lo puedes hacer mejor”, “sigue por ese camino, es el adecuado”.

No te conviertas en el jefe que todos temen saludar, al contrario, que tengan la confianza de decir lo que pasa, de pedir lo que hace falta, de dar sugerencias y participar en las decisiones de la compañía.

  1. Incentivos Económicos

Las remuneraciones económicas son muy bien aceptadas, comisiones, bonos, premios, etc. Pero siempre otórgalas a tiempo y justamente.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment